jueves, 9 de noviembre de 2017

Laura: Cuando me lo quito todo Parte VI

Disculpen la tardanza, pero aqui esta el nuevo capitulo.
Despertarme a las 8, bañarme, masturbarme, desayunar, ver a Hanna, besarla, tener sexo, almorzar con Hanna, pasar la tarde con Hanna y luego ir de compras con Hanna, cenar y prostituirme, esa fue la rutina que intenté llevar durante los 5 días que se preparaba el hechizo, pero solo lo hice por dos días. En el tercer dia me sucedía algo raro, tenía dolores, mareos y un cansancio que nunca había sentido en mi vida, también me sentía con algo de depresión, me levante y vi que mi tanga estaba roja, estaba asustada, fui a orinar rápidamente y me asuste, orinaba sangre, luego me acorde que vi eso en el colegio, era un ciclo normal, no me alarme mucho, asi que fui a bañarme y me lave bien para que no quedara rastro, me puse un pantalón blanco y me fui a comprar un desayuno, mientras hacía fila, me sentía bien húmeda, la gente me comenzó a mirar, me fui corriendo al baño, fui directamente al de mujeres, ya estaba acostumbrada. 
Resultado de imagen para alexis texas
Laura es Alexis Texas
Al entrar al baño vi que mi pantalón blanco estaba ensangrentado, me sonroje de la vergüenza, no tenía más ropa asi que tuve que llamar a Hanna para que llegara, le dije que trajera ropa nueva, que me había manchado. Rapidamente llego Hanna. Le abri la puerta y quedamos nosotras dos en el baño:
-Laura!, ¿no me digas que no sabes cuándo menstruas?
- Jijii, lo había olvidado, me puedes dar tu ropa
-Si aquí tienes. ¿Y tus toallas sanitarias?
-¿Qué cosa?
-¿Por un demonio, no sabes que son las toallas?
-Mmm noopi.
-Por favor póntelas, ya deja de bromear asi que pareces un hombre en cuerpo de mujer.
-Esta bien
-Cámbiate, estaré afuera
-Hanna?
-Si Laura?
-Me puedes ayudar a ponerme las toallas, me tiemblan las manos hoy (no sabia que pretexto decirle a Hanna)
-Esta bien, te miro rara hoy, espero que no sigas asi, de lo contrario te meteria a un manicomio Jejeje.
Mientras yo me desnudaba, ella me puso la toalla, se adherida a mi vagina, cubría todo, al parecer no me mancharía, aunque siempre se sentía muy incómodo. Al salir fui con Hanna a pedir mi desayuno y nos fuimos a casa, tire el pantalón y la tanga a la basura, igual ni creía que la lavaría. Mientras íbamos camino a casa sentía un dolor indescriptible en mi cuerpo, y a la vez me sentía muy rara hablando sentimentalmente Hanna me quedo viendo.
-Laura, que te pasa
-Siento dolor y me siento muy rara, como muy deprimida hoy
-Ah, ya veo, ¿no me digas que también olvidaste tus medicamentos?
-Si, hoy me desperté muy olvidadiza, incluso casi olvido bañarme Jejeje (parecía que Hanna sospechaba de algo)
-Esta bien, iremos a la farmacia
Fuimos a la farmacia, tome los medicamentos y al tiempo me sentía mas estable, me dormi en el auto por lo que Hanna me cargo hasta mi cama, se quedo acostada a la par mia hasta que desperté, cuando desperté Hanna me dijo que regrasaria luego, se fue y me dejo un paquete de toallas, junto a las medicinas.
Yo pensaba que la vida de las mujeres era fácil, hasta que conocí el periodo que ellas tenían, ya entendia porque a mi novia andaba semiloca o triste algunos días, al fin lo pude saber, tuve que cambiar de cuerpos para saberlo, me dormí toda la tarde, pedí comida por domicilio. Ya sin saberlo ya era la hora de prostituirme, me llamaron pero les dije que no porque estaba menstruando, igualmente me obligaron a ir, pero esta vez de sirvienta en un club nocturno, solo andaba con mi tanga, luego lo demás estaba completamente desnudo, todos los hombres me quedaron viendo, habían algunos que me manoseaban, intentaba evitarlo pero no podía por la fuerza de ellos, me tocaban usar unos tacones mas altos de los normales, no estaba acostumbrada a usar tacones de agujas, unas cuantas veces me tropecé, pero al poco tiempo me pude acostumbrar estaba nerviosa de que la toalla no soportara y se manchara la tanga, lleve dos tangas idénticas por si acaso,  sentí algo de humedad, fui rápidamente al baño, afortunadamente la toalla contuvo todo, me la quite y me puse una nueva, tenia toda la bolsa, ya me sabia colocármelas, afortunadamente no pase por mayores problemas esa noche, cuando termine me fui a la cama, pero no podía dormir, tenia insomnio y ni sabia porque, pues no tome café ese dia. Quizas fue por todo ese periodo que poco a poco sentía que me estaba asesinando, asi que pase toda la noche con mi celular.
Mientras tanto Roberto Carlo:
Mi nueva vida es bellísima, al fin puedo tener una familia y condición económica estable, todo va perfecto, aunque no me dejen fumar y beber. Me encanta el sexo con mi nueva novia, me imagino que ahora Laura está sufriendo su primera menstruación como mujer, mi calendario me lo sabía de memoria, pues una vez como prostituta, mientras tenia sexo manche de sangre al hombre con quien tenía sexo, el hombre me golpeo en la cara, fue humillante para mí, desde ese momento ya no quería seguir con la vida que llevaba, en unos días este cuerpo seria permanentemente mío, nadie había dudado de mí, excepto mis amigos que pensaba que me estaba volviendo gay por la forma en que me sentaba, y caminaba, además una vez me vieron saliendo del baño de mujeres, y otra vez notaron en el baño de hombres que orinaba sentado, afortunadamente ellos se lo tomaban a broma, mi novia nunca notaba nada, ese tema de los videojuegos esta divertido, y es superadictivo, me he terminado ya tres juegos en una semana, he bajado notas, pero que importa en los exámenes recuperare los puntos, mis padres solo han pensado que es por mi pubertad que he cambiado mi forma de actuar, además de eso nadie ha sospechado de mis formas de actuar, espero que Laura nunca pueda recuperar su cuerpo, me encanta mas ser un chico que una chica.
Continuara...
 Disculpen que tenga menor duracion que el capitulo anterior, pero ando corto de tiempo, espero que comenten para saber que alguien sigue mis publicaciones, se les quiere a todos, hasta la proxima.



martes, 19 de septiembre de 2017

Suegra

Me inspire en la entrada de Aura body swap
http://bodyswapaura.blogspot.com/2017/09/mi-suegra-y-yo.html
Aproveche a sacar mi version. Mi primera Cap

viernes, 8 de septiembre de 2017

Laura: Cuando me lo quito todo Parte V

“Lo divertido de la vida es que la valoras hasta cuando está en riesgo”. Con esa frase desperté en mente el dia siguiente. Recuerdo haber leído eso en algún libro que me obligaron a leer en secundaria.
Al levantarme de la cama revise mi celular y ya eran las 8 de la mañana. Me levante, fui al baño, luego me duche, aprovechaba a tocarme. Pero esto cada vez lo sentía más normal. Menos placer que al principio. Parecía que me estaba adaptando rápido, lo cual era justo lo que no quería que ocurriera, cuando Salí del baño escuche sonar la puerta, me di cuenta que era Hanna por sus gritos. Abrí la puerta y entro. Nos dimos un largo abrazo. Ella me quedo mirando:
-Que rápido se gana las confianzas entre nosotras dos, jeje. Antes ni me hablabas. Ahora me abres la puerta desnuda.
-Ahh, jajá. Si es cierto, pasa antes de que nos miren. Rápido
-Oki, mira te traigo unas cosas. Me di cuenta que a ti no te importa la ropa, o la cambias a diario por los fluidos que dejan tus clientes. Aquí te traigo tres camisetas deportivas del equipo que tanto admiras. También te traje unos leggins, y una tanga que marcara tu leggin. También un brasier que combina con tu tanga. Además, te traje unos aretes para tus oídos que nunca te los pones
-Hanna, estoy muy satisfecho, digo satisfecha, pero no tenías que hacer eso.
-No te preocupes, también te traje unos tenis porque vi lo estúpida que eras con los tacones jiji.
-Si, lo aprecio mucho. Pero es mucho dinero eso.
-No te preocupes, yo lo pagare, te amo con todo mi corazón. Además, te traigo una sorpresa
- ¿Qué tipo de sorpresa?
-Míralo tú misma, abre la bolsa
-Mmm, vamos a ver… ¿Pero ¿qué es esto?
-Es un consolador, no te hagas la inocente, sé que a ti te fascinan.  A todas nos fascinan.  A menos que hayas sido un hombre antes. Jejeje, lo que dudo que sea cierto, eres más mujer que yo. Vamos Laura, sé que te fascinan
-Si me gustan Jejeje.
En realidad, tenía un total asco al ver eso, no me metería eso en el culo:
-Bueno, probémoslo.
En ese instante ella metió el consolador en mi culo. Es eléctrico al parecer, no quería eso adentro de mí, o eso pensé en los primeros minutos, luego sentí un placer grande, esto satisfacía la necesidad que tenia de tener algo adentro de mí. Nos tiramos en el sillón, mientras ella me metía el consolador, yo gritaba, y también la desnudaba. Me encantaba rápidamente las dos ya estábamos desnudas, mientras empecé a hacerle un sexo oral y llenábamos el sillón de nuestros fluidos, luego me voltee y frotamos tetas con tetas, luego me quite el consolador y se lo metí a ella, de repente empezó a gritar más fuerte que mí.  Ella me metía sus dedos en mi vagina, mientras le enterraba el consolador, y la puse eléctrica con las vibraciones. Luego le quite el consolador y empezamos a hacer tijeras. Hasta dejar completamente mojado el sillón de nuestros fluidos. Luego iniciamos a besarnos sin parar mientras yo introducía mis dedos en su sexo, y ella los introducía dentro de mí. Ambas encontramos el punto G de cada una. Estuvimos en total 25 minutos hasta cansarnos del placer. Las dos nos tuvimos que bañar de nuevo por los fluidos que teníamos. En la ducha no hicimos mucho, lo hicimos rápido. Cuando salimos nos vestimos con la nueva ropa que me dio, y era verdaderamente cómoda, lo único eran los aretes y la tanga que parecía que no la llevaba puesta, tuve que ponérmelos obligatoriamente para complacer a Hanna.
Alexis Texas es Laura
Ambas ya estábamos vestidas con la misma ropa, pero ella tenía una camiseta de otro equipo. Al salir iba a pedir un taxi, pero Hanna me detuvo y me dijo que subiera a su auto, no me había dado cuenta que tenía un nuevo auto, y del año, al subirnos quedamos en ir a un restaurante y desayunar tacos, al entrar todos los hombres nos quedaron viendo, lo cual era obvio con dos mujeres con ropa tan provocativa. Nos fuimos rápido a la mesa. Pedimos una orden de 6 tacos, 3 para cada una.  Estuve media hora conociendo los detalles de la vida de Hanna. No sabía si decirle mi secreto de mi vida pasada, porque no sabía cómo reaccionaría. Esperaba ganar más confianza con ella. Luego de salir pensé que iríamos a mi hogar temporal, pero no. Me llevo al salón de belleza. Al maldito lugar al que nunca quise ir en mi vida. Entramos:
-Que te quieres poner Laura. Yo me pintare el cabello.
-Yo. No sé mucho. Casi nunca voy al salón.
- ¿Qué pasa contigo Laura?, no eres tan femenina como las demás.
-Tú has lo que quieras, ordena lo que quieras, siempre y cuando lo consideres apropiado elige.
-Está bien al final veras los resultados.
Luego de eso no tenía ni idea de lo que le dijo Hanna a la encargada, solo sé que al final me pintaron las uñas, y me arreglaron un poco el cabello. Todo lo hacía para ganar la confianza total de Hanna, que la consideraba fundamental para volver a mi cuerpo original. Salimos, ya eran las 2 de la tarde. Fuimos a comprar más ropa para mí, estuvimos hasta las 3. Al menos ya tenia la ropa suficiente para una semana. Resultaba que Hanna ya tenía que irse, asi que me dejo en casa y me dejo dinero para comprar una pizza a domicilio. Nos despedimos y se fue. Deje media pizza para la cena.

Jen Selter es Hanna
Mientras tanto tomé el celular y me puse a ver lo que me gustaba ver en internet siempre. Estuve toda la tarde hasta el anochecer. Aproveche para ver mi perfil de mi red social y tenía más solicitudes de amistades que nunca, casi todas de hombres.
Luego a las 6 ya era hora de pizza. Asi que termine con lo que quedaba. Vale más que era pizza pequeña. Porque si no nunca hubiera terminado. Ya cuando menos lo esperaba, llego lo que peor odiaba de este cuerpo, tenía que prostituirme a fuerza. La jornada iba bien, tuve 10 hombres en una noche, fue lo más odioso, lo más feo era que todos son feos, gordos y virgos, pero viendo el lado bueno, tenía 20mil pesos facilitados. Al dia siguiente me levante temprano, fui a desayunar a un puesto común, tenía que buscar a algún brujo o algo por el estilo que me ayudara a recuperar mi cuerpo. Camine por las zonas donde podía haber cosas asi todo el dia. Me dolían mucho los pies, ya eran las 4 de la tarde y recibí una llamada de Hanna, me pregunto dónde estaba, yo le dije que no la podría ver hoy, que estaba muy ocupada, no se molestó, ella también estaba muy ocupada. Segui caminando sin cesar sin encontrar nada. Hasta que vi un puesto de reliquias antiguas, pensé que podía haber algo. Entre y pregunte al encargado:
- ¿Sabes de lo de intercambio?
-Ehh, no sé de qué me estás hablando.
-Vamos, no te vas a negar a decirle la verdad a una pobre y hermosa mujer.
-Está bien, solo he oído de una leyenda callejera de una mujer de 50 años que hace brujería en las personas, dicen que cambia las almas, yo no creo mucho en esas cosas, pero que vale intentarlo, te podría dar la dirección.
-Si por favor.
-Está bien, pero con una condición… Tienes que dejarte manosear. Tienes unos atributos enormes.
-Ahh. Está bien, pero solo por hoy maldito, y esto quedara entre nosotros.
-Vaya que delicias de senos tienes, y tu culo semejante carnoso.
Solo me dio unas nalgadas, y me tomo fotos, me daba igual si no es mi cuerpo. él no quería excitarse mucho porque aún estaba abierta la tienda.
-bueno. Nena, el lugar está a dos cuadras a la derecha, y luego 5 cuadras a la izquierda. En el callejón más vacío que mires, yo creo que no conseguirás nada, pero si quieres eso, vete.
Salí casi corriendo, el dolor de pies lo ignoré por el deseo de conseguir alguna pista. Encontré el callejón. Toqué varias veces la única puerta que había, al entrar vi a una mujer de 50 años:
-Es usted la bruja?
-Niña, respétame. Soy hechicera, no bruja. ¿Que deseas?
-Bueno, quiero cambiar de cuerpo. Quiero volver al mio.
-Mmm. Jajaja.
-Que le pasa?
-Ah nada. Solo que encuentro a alguien que quiere revertir las cosas.
-Y tu porque arruinas la vida de las personas cambiándolas?
-No las arruino. Las modifico y las arreglo.
- Porque carajos haces eso!
-Bueno, te contare la historia. Yo era un hombre de 25 años, tenía la vida hecha hasta que un dia me acosté con una mujer. Ella creía que yo le seria fiel, lo cual nunca ocurrió. Al darse cuenta de eso recurrió a una hechicera, ella me transformo en esta vieja que ves aquí. Primero me transformo en una mujer de 80 años, no podía ni caminar, me dijo que si quería volver a mi cuerpo tenía que rejuvenecer siguiendo su trabajo, ella me enseñó a dominar sus hechizos e implantarlos en objetos como collares o anillos, el trato es que por cada intercambiado que llegue me rejuvenecían 2 años de vida, en total he hecho 30, pero tu no eres uno de esos, la única vez que Salí a la calle me robaron unos anillos, y me di cuenta que en los vendió a una suma muy cara. Supongo que eras tú la afectada o afectado Jejeje. Por eso robo no tengo 40 años, la bruja me envejeció 10 años. Me dijo también que cada intercambiado tiene que buscarme a mí, si yo lo buscaba no me rejuvenecía llevo 10 años haciendo esto, mientras mi cuerpo de hombre envejece, maldita sea. Pero puedo volver a ser hombre si llego a los 24 años que tenía la mujer que consiguió ese hechizo, tienes suerte de no tener mi camino, al final se supone que tendré la lección, aunque creo que ya la tuve por 10 años, ella me dará a elegir si seguir siendo hombre o quedarme con mi cuerpo. Sinceramente no se cual elegir. Ya que mi cuerpo ya estará envejecido cuando lo pueda tener. Esa hechicera me dio a conocer que el karma si existe. Afortunadamente no te ha afectado tanto el karma.
-y tú puedes conseguir mi cuerpo de nuevo?
-Depende del tiempo que te quede en tu cuerpo, hay un plazo límite para regresar o será permanente, según lo percibo te quedan 15 días.
-Sí, exactamente.
-Bueno, aun tienes tiempo para volver.
-Y en cuanto tiempo tendrás listo tu hechizo?
-En 5 o 7 días.
-Ahh, ¡qué bueno!
Ella (Sandra Bullock) es la bruja
Salí con la mayor felicidad desde hacía mucho tiempo, podría volver a mi vida normal, aunque dejaría a Hanna con el corazón roto, pero esa era mi vida original, al salir esa calle tome un taxi y compre comida, al llegar me tire a la cama. No soportaba mis pies de tanta caminada que di. Luego me levante a las 8 de la noche para preparar por primera vez mi comida, me duche por lo sudada que estaba. Luego salí a mi rutina nocturna y prostituirme para ganar más dinero para transferírmelo cuando llegara a mi cuerpo de nuevo.
Continuara…