martes, 19 de septiembre de 2017

Suegra

Me inspire en la entrada de Aura body swap
http://bodyswapaura.blogspot.com/2017/09/mi-suegra-y-yo.html
Aproveche a sacar mi version. Mi primera Cap

viernes, 8 de septiembre de 2017

Laura: Cuando me lo quito todo Parte V

“Lo divertido de la vida es que la valoras hasta cuando está en riesgo”. Con esa frase desperté en mente el dia siguiente. Recuerdo haber leído eso en algún libro que me obligaron a leer en secundaria.
Al levantarme de la cama revise mi celular y ya eran las 8 de la mañana. Me levante, fui al baño, luego me duche, aprovechaba a tocarme. Pero esto cada vez lo sentía más normal. Menos placer que al principio. Parecía que me estaba adaptando rápido, lo cual era justo lo que no quería que ocurriera, cuando Salí del baño escuche sonar la puerta, me di cuenta que era Hanna por sus gritos. Abrí la puerta y entro. Nos dimos un largo abrazo. Ella me quedo mirando:
-Que rápido se gana las confianzas entre nosotras dos, jeje. Antes ni me hablabas. Ahora me abres la puerta desnuda.
-Ahh, jajá. Si es cierto, pasa antes de que nos miren. Rápido
-Oki, mira te traigo unas cosas. Me di cuenta que a ti no te importa la ropa, o la cambias a diario por los fluidos que dejan tus clientes. Aquí te traigo tres camisetas deportivas del equipo que tanto admiras. También te traje unos leggins, y una tanga que marcara tu leggin. También un brasier que combina con tu tanga. Además, te traje unos aretes para tus oídos que nunca te los pones
-Hanna, estoy muy satisfecho, digo satisfecha, pero no tenías que hacer eso.
-No te preocupes, también te traje unos tenis porque vi lo estúpida que eras con los tacones jiji.
-Si, lo aprecio mucho. Pero es mucho dinero eso.
-No te preocupes, yo lo pagare, te amo con todo mi corazón. Además, te traigo una sorpresa
- ¿Qué tipo de sorpresa?
-Míralo tú misma, abre la bolsa
-Mmm, vamos a ver… ¿Pero ¿qué es esto?
-Es un consolador, no te hagas la inocente, sé que a ti te fascinan.  A todas nos fascinan.  A menos que hayas sido un hombre antes. Jejeje, lo que dudo que sea cierto, eres más mujer que yo. Vamos Laura, sé que te fascinan
-Si me gustan Jejeje.
En realidad, tenía un total asco al ver eso, no me metería eso en el culo:
-Bueno, probémoslo.
En ese instante ella metió el consolador en mi culo. Es eléctrico al parecer, no quería eso adentro de mí, o eso pensé en los primeros minutos, luego sentí un placer grande, esto satisfacía la necesidad que tenia de tener algo adentro de mí. Nos tiramos en el sillón, mientras ella me metía el consolador, yo gritaba, y también la desnudaba. Me encantaba rápidamente las dos ya estábamos desnudas, mientras empecé a hacerle un sexo oral y llenábamos el sillón de nuestros fluidos, luego me voltee y frotamos tetas con tetas, luego me quite el consolador y se lo metí a ella, de repente empezó a gritar más fuerte que mí.  Ella me metía sus dedos en mi vagina, mientras le enterraba el consolador, y la puse eléctrica con las vibraciones. Luego le quite el consolador y empezamos a hacer tijeras. Hasta dejar completamente mojado el sillón de nuestros fluidos. Luego iniciamos a besarnos sin parar mientras yo introducía mis dedos en su sexo, y ella los introducía dentro de mí. Ambas encontramos el punto G de cada una. Estuvimos en total 25 minutos hasta cansarnos del placer. Las dos nos tuvimos que bañar de nuevo por los fluidos que teníamos. En la ducha no hicimos mucho, lo hicimos rápido. Cuando salimos nos vestimos con la nueva ropa que me dio, y era verdaderamente cómoda, lo único eran los aretes y la tanga que parecía que no la llevaba puesta, tuve que ponérmelos obligatoriamente para complacer a Hanna.
Alexis Texas es Laura
Ambas ya estábamos vestidas con la misma ropa, pero ella tenía una camiseta de otro equipo. Al salir iba a pedir un taxi, pero Hanna me detuvo y me dijo que subiera a su auto, no me había dado cuenta que tenía un nuevo auto, y del año, al subirnos quedamos en ir a un restaurante y desayunar tacos, al entrar todos los hombres nos quedaron viendo, lo cual era obvio con dos mujeres con ropa tan provocativa. Nos fuimos rápido a la mesa. Pedimos una orden de 6 tacos, 3 para cada una.  Estuve media hora conociendo los detalles de la vida de Hanna. No sabía si decirle mi secreto de mi vida pasada, porque no sabía cómo reaccionaría. Esperaba ganar más confianza con ella. Luego de salir pensé que iríamos a mi hogar temporal, pero no. Me llevo al salón de belleza. Al maldito lugar al que nunca quise ir en mi vida. Entramos:
-Que te quieres poner Laura. Yo me pintare el cabello.
-Yo. No sé mucho. Casi nunca voy al salón.
- ¿Qué pasa contigo Laura?, no eres tan femenina como las demás.
-Tú has lo que quieras, ordena lo que quieras, siempre y cuando lo consideres apropiado elige.
-Está bien al final veras los resultados.
Luego de eso no tenía ni idea de lo que le dijo Hanna a la encargada, solo sé que al final me pintaron las uñas, y me arreglaron un poco el cabello. Todo lo hacía para ganar la confianza total de Hanna, que la consideraba fundamental para volver a mi cuerpo original. Salimos, ya eran las 2 de la tarde. Fuimos a comprar más ropa para mí, estuvimos hasta las 3. Al menos ya tenia la ropa suficiente para una semana. Resultaba que Hanna ya tenía que irse, asi que me dejo en casa y me dejo dinero para comprar una pizza a domicilio. Nos despedimos y se fue. Deje media pizza para la cena.

Jen Selter es Hanna
Mientras tanto tomé el celular y me puse a ver lo que me gustaba ver en internet siempre. Estuve toda la tarde hasta el anochecer. Aproveche para ver mi perfil de mi red social y tenía más solicitudes de amistades que nunca, casi todas de hombres.
Luego a las 6 ya era hora de pizza. Asi que termine con lo que quedaba. Vale más que era pizza pequeña. Porque si no nunca hubiera terminado. Ya cuando menos lo esperaba, llego lo que peor odiaba de este cuerpo, tenía que prostituirme a fuerza. La jornada iba bien, tuve 10 hombres en una noche, fue lo más odioso, lo más feo era que todos son feos, gordos y virgos, pero viendo el lado bueno, tenía 20mil pesos facilitados. Al dia siguiente me levante temprano, fui a desayunar a un puesto común, tenía que buscar a algún brujo o algo por el estilo que me ayudara a recuperar mi cuerpo. Camine por las zonas donde podía haber cosas asi todo el dia. Me dolían mucho los pies, ya eran las 4 de la tarde y recibí una llamada de Hanna, me pregunto dónde estaba, yo le dije que no la podría ver hoy, que estaba muy ocupada, no se molestó, ella también estaba muy ocupada. Segui caminando sin cesar sin encontrar nada. Hasta que vi un puesto de reliquias antiguas, pensé que podía haber algo. Entre y pregunte al encargado:
- ¿Sabes de lo de intercambio?
-Ehh, no sé de qué me estás hablando.
-Vamos, no te vas a negar a decirle la verdad a una pobre y hermosa mujer.
-Está bien, solo he oído de una leyenda callejera de una mujer de 50 años que hace brujería en las personas, dicen que cambia las almas, yo no creo mucho en esas cosas, pero que vale intentarlo, te podría dar la dirección.
-Si por favor.
-Está bien, pero con una condición… Tienes que dejarte manosear. Tienes unos atributos enormes.
-Ahh. Está bien, pero solo por hoy maldito, y esto quedara entre nosotros.
-Vaya que delicias de senos tienes, y tu culo semejante carnoso.
Solo me dio unas nalgadas, y me tomo fotos, me daba igual si no es mi cuerpo. él no quería excitarse mucho porque aún estaba abierta la tienda.
-bueno. Nena, el lugar está a dos cuadras a la derecha, y luego 5 cuadras a la izquierda. En el callejón más vacío que mires, yo creo que no conseguirás nada, pero si quieres eso, vete.
Salí casi corriendo, el dolor de pies lo ignoré por el deseo de conseguir alguna pista. Encontré el callejón. Toqué varias veces la única puerta que había, al entrar vi a una mujer de 50 años:
-Es usted la bruja?
-Niña, respétame. Soy hechicera, no bruja. ¿Que deseas?
-Bueno, quiero cambiar de cuerpo. Quiero volver al mio.
-Mmm. Jajaja.
-Que le pasa?
-Ah nada. Solo que encuentro a alguien que quiere revertir las cosas.
-Y tu porque arruinas la vida de las personas cambiándolas?
-No las arruino. Las modifico y las arreglo.
- Porque carajos haces eso!
-Bueno, te contare la historia. Yo era un hombre de 25 años, tenía la vida hecha hasta que un dia me acosté con una mujer. Ella creía que yo le seria fiel, lo cual nunca ocurrió. Al darse cuenta de eso recurrió a una hechicera, ella me transformo en esta vieja que ves aquí. Primero me transformo en una mujer de 80 años, no podía ni caminar, me dijo que si quería volver a mi cuerpo tenía que rejuvenecer siguiendo su trabajo, ella me enseñó a dominar sus hechizos e implantarlos en objetos como collares o anillos, el trato es que por cada intercambiado que llegue me rejuvenecían 2 años de vida, en total he hecho 30, pero tu no eres uno de esos, la única vez que Salí a la calle me robaron unos anillos, y me di cuenta que en los vendió a una suma muy cara. Supongo que eras tú la afectada o afectado Jejeje. Por eso robo no tengo 40 años, la bruja me envejeció 10 años. Me dijo también que cada intercambiado tiene que buscarme a mí, si yo lo buscaba no me rejuvenecía llevo 10 años haciendo esto, mientras mi cuerpo de hombre envejece, maldita sea. Pero puedo volver a ser hombre si llego a los 24 años que tenía la mujer que consiguió ese hechizo, tienes suerte de no tener mi camino, al final se supone que tendré la lección, aunque creo que ya la tuve por 10 años, ella me dará a elegir si seguir siendo hombre o quedarme con mi cuerpo. Sinceramente no se cual elegir. Ya que mi cuerpo ya estará envejecido cuando lo pueda tener. Esa hechicera me dio a conocer que el karma si existe. Afortunadamente no te ha afectado tanto el karma.
-y tú puedes conseguir mi cuerpo de nuevo?
-Depende del tiempo que te quede en tu cuerpo, hay un plazo límite para regresar o será permanente, según lo percibo te quedan 15 días.
-Sí, exactamente.
-Bueno, aun tienes tiempo para volver.
-Y en cuanto tiempo tendrás listo tu hechizo?
-En 5 o 7 días.
-Ahh, ¡qué bueno!
Ella (Sandra Bullock) es la bruja
Salí con la mayor felicidad desde hacía mucho tiempo, podría volver a mi vida normal, aunque dejaría a Hanna con el corazón roto, pero esa era mi vida original, al salir esa calle tome un taxi y compre comida, al llegar me tire a la cama. No soportaba mis pies de tanta caminada que di. Luego me levante a las 8 de la noche para preparar por primera vez mi comida, me duche por lo sudada que estaba. Luego salí a mi rutina nocturna y prostituirme para ganar más dinero para transferírmelo cuando llegara a mi cuerpo de nuevo.
Continuara…


¿Que les gustaria ver en el blog?

He vuelto a la vida. Aprovecho para preguntarles sobre que les gustaria que escribiera, y que tipo de intercambio les gustaria. En unos minutos actulaizare una historia. Tambien les agradezco por seguir el blog y leer mis historias, un saludo a todos los bloggers del genero. :)

lunes, 19 de junio de 2017

Laura: Cuando me lo quito todo Parte IV

Ya al dia siguiente, se fue Hanna, estuve una semana sin hacer nada, puesto que me habían dado vacaciones en el prostíbulo, terminada la semana, llego el sábado Hanna llego en la noche para dormir conmigo, ya al dia siguiente no tenia nada planeado que hacer, era domingo, asi que segui durmiendo con Hanna ya que aun no habia despertado, le di un beso sin que se diera cuenta, pero despertó, y empezamos a hablar:
-Hola Bebe, que haremos hoy?
-Pues no se Hanna, que quieres hacer
-Mmm, me gustaría ir a desayunar, o mas bien almorzar, mira ya son las 12 del mediodía, yo invito.
- ¿Esta bien, a donde quieres ir?
-Pues, me gustaría ir, nose por una pizza, hace meses que no como por esta maldita dieta.
-Está bien, me parece buena idea.
Asi que de inmediato nos fuimos a tomar una ducha, con los dos cuerpos que he tenido he conseguido mujeres Jejeje, quien lo diría, como otras veces, nos enjabonamos unas a la otras, si fuera hombre, esto facilitaría mucho las cosas, ya que me hace mucha falta mi miembro, cada vez que tengo relaciones sexuales con Hanna es lo único que no me gusta, en fin nos bañamos juntas, y fuimos a cambiarnos, lastimosamente no tenía ropa limpia ya, en eso vino Hanna, que venía con un vestido blanco.
-Ey Laurita, ya no tienes ropa?
-Emm, pues fíjate que perdí la que tenía antes, como que confundieron una bolsa de ropa sucia con una de basura (lo dije intentando buscar una buena excusa).
-Ohh, no te preocupes aquí traje un regalo para ti.
- Pues gracias, donde está.
-Aquí en esta caja jijiji.
Lo que vi fue un vestido verde, junto a unos tacones súper altos intenté forzar una sonrisa porque nunca quise usar uno de esos, me marcaba el cuerpo más que la ropa que tenía, asi que no tuve elección… tuve que ponérmelos
-Gracias jijiji.
-Vaya, que hermosa te ves Laura, y por cierto, no te maquillaras, yo ya lo hice, te verás hermosa si te lo pones, aquí ando si no tienes. Tampoco te has pintado las uñas, vamos píntatelas, tus pies y tus manos también son hermosas
-Ahh, no quiero, nunca me ha gustado
-Laura… no saldremos de aquí hasta que te lo pongas.
-Está bien, pero hace días que no lo hago, no recuerdo bien. (No quería parecer más femenina de lo que era)
-Enserio, Laura que pasa contigo, por ser tú te lo pondré, ¿de qué color quieres las uñas?
-Azul
-Solo tengo rosado, pero igual, te quedaran lindas
-Enserio, ¿solo ese color?
-Sí, vamos Laurita, no seas amargada
-Está bien
Luego de 10 minutos que para mí fueron los 10 minutos más desperdiciados de mi vida al fin termino de maquillarme, a decir verdad, me veía más linda pero eso no me importaba a mí, todo fuera por Hanna, que al parecer era la única que me podía ayudar aunque no supiera mi verdadera situación.
-Laura, querida nunca he visto una puta tan hermosa jijiji.

 Laura
Hanna
-Jijij, gracias
Y como era de esperar me apretó mi voluptuoso y carnoso culo, al hacerlo sentí que se me humedeció la tanga, al parecer me excite demasiado, afortunadamente Hanna no se dio cuenta, sino no hubiéramos salido, antes de irnos me quite la tanga. Caminar hacia la salida fue totalmente difícil, con esos tacones muy altos, afortunadamente Hanna no se dio cuenta del detalle.
 Tomamos un taxi, y nos fuimos, otra vez tuve que usar los malditos tacones, esta vez si se dio cuenta.
-Laura, que te pasa, nunca has usado tacones?
-No mucho, Jejeje.
-No importa Laura, con practica aprenderás.
Al llegar al restaurante pedimos una pizza suprema (que trae todos los ingredientes) más unas alitas picantes y unos refrescos, tenían que hacer la pizza, asi que aproveche a ver mi celular, que no lo había usado mucho, a duras penas había descargado aplicaciones, aproveche que tenía wifi el restaurante ya que no tenía un plan de datos aun, intente ingresar a mi antigua cuenta de Facebook, pero recordé que Laura fue astuta y no dejaría que accediera a mi cuenta, probé con mi Instagram y Snapchat, pero tampoco, intente probar con twitter pero igual, tampoco, por ultimo probé con mi cuenta de correo electrónico, que a duras penas la usaba, pero tampoco. Laura hizo una jugada muy astuta. Asi que apague el celular ya que al parecer Hanna quería platicar un poco.
-Laura, y tu porque eres prostituta?, si con ese cuerpo, bien podrías vivir de mantenida.
-Pues, esto solo es por un momento, veras la situación económica no ha estado muy bien, y me vi forzada a vivir de este modo, y tu, de que trabajas jijiji.
-Pues mira, yo soy la hija menor del dueño de los centros comerciales de la ciudad, y de una cadena de ferreterías, pero lastimosamente no soy la heredera, es mi hermano mayor, cuanto desearía ser el para ser el heredero, pero mira lo bueno, me dan el dinero que quiera, cuando quiera.
-Ohh, entiendo.
En eso llego el mesero
-Bueno lindas señoritas, aquí les dejo su comida, espero que les guste.
Hanna respondió:
-Gracias guapo.
El mesero se fue.
-Laura, crees que lograremos comernos todo esto juntas, yo creo que si, hace meses que no he comido algo asi.
-Yo creo que si jajaja, yo también romperé dieta.
Está bien, comamos, a ver quién logra más.
Y como era de esperar, yo comí 3 pedazos de pizza, y ella 4, yo comí 2 alitas y ella 4, nuestros estómagos estaban por reventar ya, en eso solté varios eructos, pero olvide que era mujer, todos los del restaurante me quedaron viendo, asi que mejor le dije a Hanna que nos fuéramos, antes que todo fui al orinadero, (como era de esperar seguía caminando torpemente con los tacones) varios hombres me quedaron viendo, había entrado en razón aun de que era mujer, estaba intentando orinar parada aun, asi que me fui rápido al de mujeres, tuve que sentarme como de costumbre, me limpie mi vgina y me fui a lavar las manos al baño, al salir estaba Hanna.
-Laura, vamos al centro comercial, está a la vuelta de la esquina
-Está bien, ¡vamos!
Había ido antes pero cuando tenía mi cuerpo masculino, era diferente todo, ya que todos me quedaban viendo le dije a Hanna que nos sentáramos un rato, no soportaba caminar más de 100 metros con tacones, asi que encontramos una banca y rápidamente me sente, habían dos bancas seguidas, de repente estaban dos chicos en la banca, no tenía idea de porque no paraban de verme, me  puse a pensar porque no paraban de verme, asi que intente ver hacia donde apuntaban sus ojos, vi que apuntaban a mi entrepierna, recordé que no tenia tanga, y que estaba con las piernas semiabiertas, asi que obviamente estaban viendo mi sexo, me sonroje un poco, asi que le dije a Hanna que nos fueramos, pero antes de eso aproveche a abrir mis piernas lo mas que pude para que esos estúpidos se asombraran, luego de caminar de tienda en tienda, vi un cine, Hanna fue directo al cine, parecía que le interesaba algo, empezamos a ver la cartelera.
-Laura!!, Laura!,
-¿Qué pasa?
- ¿Qué película quieres ver?
En el cine por el momento solo habían 4 peliculas, una para niños, un tipo documental, una de romance, y una de acción y autos, de las cuales la única que me interesaba era una.
-La de acción y autos, siempre la he querido ver.
-Laura, miremos la de romance, en sala Premium, siempre la he querido ver, y no creo que te gusten tanto los autos jijiji.
-Ahh, esta bien (Solo para no decepcionarla entre)
A decir verdad, la sala era súper cómoda, nunca había entrado a una de estas, era lo mejor que había visto en mucho tiempo. Pero al empezar la película, me empezó a dar sueño, no pasaron ni 15 minutos y ya estaba dormida encima de Hanna, ya unos minutos antes de que terminara me desperté y vi a Hanna llorar, asi que la abrace y nos fuimos juntas a la salida. Fui a cotizar un plan de internet para mi celular, termine gastando mil pesos, pero valdría la pena. Ya era hora de irnos, Hanna se tenía que ir a casa, otro dia nos veríamos, le pedí su número de teléfono para estar en contacto, nos dimos un abrazo y se fue, finalmente tome un taxi y me fui a casa, lo primero que hice fue quitarme los tacones, sentí un gran alivio en los pies, asi que tome el celular y empecé a crear una cuenta de Facebook, estuve a punto de ponerle Roberto Carlo, peor recordé que legalmente no es mi nombre asi que le puse Laura, y el segundo apellido, que tuve que revisar mi bolso y es rivas, le puse Laura Rivas, puse una foto que me tome hoy probando la cámara, luego descargue whatsapp y puse mi número y una foto, la misma, agregue mi antiguo numero a contactos y le empeze a mensajear:
-Ey, maldita, devuélveme mi cuerpo!
…..
No hubo respuesta en mucho tiempo, finalmente recibió el mensaje y empezó a textear.
-Jijiji, como te va Laura, espero que bien y que ya hayas conocido mas de 10 hombres jijii.
-Deja de decirme Laura, maldita Laura.
-Pero que haces, te estas insultando a ti misma jijiji.
-Mira, recuperare mi cuerpo cueste lo que cueste.
-Pues todo parece que desde que tome este cuerpo todos están felices, incluso tu novia ya no es virgen jijiji.
-Te juro que te matare maldito.
-No creo que lo hagas, solo te quedan 18 dias para que el efecto sea permanente jijiji.
-Te matare!!
-Creo que andas en tus días, toma tus medicamentos jijijiiji, por cierto, mandale saludos a Helen.
-Maldito, recuperare mi cuerpo.
-No lo creo, Adios, por cierto, mira estas fotos
-Maldita sea.
El último mensaje no llego, al parecer me bloqueo la maldita, las fotos que me envio era de mi cuerpo y mi novia besándose.
Luego de esas fotos, empecé a llorar, no podía evitarlo, aunque no quisiera, no podía controlar estas hormonas, estuve asi varias horas, hasta que me fui a duchar.
Para evitar seguir triste me puse a ver porn en el celular, iba a ser como en mis momentos de desesperación de mis 15 años, lo único es que tenía 32 años, y eso me decepciono aun mas, asi que encontré un video, iba a empezar a buscar mi atributo, pero no estaba, asi que me empece a meterme el dedo, estuve 1 hora asi, al parecer poco a poco sentía el deseo de ser penetrada, al parecer no podía controlar mis hormonas, asi que olvide los pensamientos y segui masturbándome mas tiempo, luego me levante y tome fotos mias desnudas para cuando recuperara mi cuerpo tuviera mi recuerdo de mi loca aventura que tuve cuando fui mujer por unos días, ojala que recupere mi cuerpo, porque no puedo perder una vida que la he conseguido por mis propios meritos. Luego de eso, me puse a ver en Youtube videos de los que miraba antes, asi estuve toda la noche hasta dormirme, mañana seria otro dia pesado.
Continuara…
Bueno, hasta aquí llego hoy, afortunadamente he tenido tiempo libre por lo que he podido actualizar la historia, gracias a todos los que leen y comentan, si tienen alguna idea o sugerencia, coméntenla, o presionen el botón G+1, que eso me ayuda muchísimo. Asi que hasta pronto,






                            

miércoles, 14 de junio de 2017

Laura: Cuando me lo quito todo Parte III

Primero que todo quiero agradecer a todos los blogs por el apoyo que me han dado para conseguir las 10,000 visitas que tengo actualmente.

Bueno espero que les guste, lamento la tardanza

Después de ver tele me dormí instantáneamente, al dia siguiente eran ya las 7 de la mañana, esta vez fui más apresurado que ayer, no podía perder mucho tiempo, use la misma ropa del dia anterior, ya que no tenía más, al salir de mi habitación tome un taxi y fui al banco con el carnet que tenía, con dificultad pude pagar exactamente lo que el taxi pedía, al llegar al banco me di cuenta de que había una gran fila, pues hoy era el dia de paga, finalmente llegue a que me atendieran solo para saber que tenía 500 pesos en el banco, los retire porque los ocuparía, al salir fui a una tienda de ropa, ocupaba un short ya que tenía calor y también  para cambiar el pantalón que lo andaba desde el dia anterior, rápidamente lo encontré, pero lo malo era que por mi voluminoso cuerpo me quedaba ajustado y me marcaba todo, aproveche a buscar una playera deportiva, también un juego de ropa interior, puesto que ya la tenía sucia, aproveche a comprar dos de cada una, antes de comprarla me dijeron que tendría que medírmelas, asi que lo hice, al fin me di cuenta de que toda ropa que me comprara me quedaría ajustada, también me compre unos tenis cómodos, finalmente Salí de la tienda con ropa de mi gusto, gaste 1400 pesos, por lo que debería de ser cuidadoso en como los gastaría, en vez de tomar un taxi preferí caminar para ahorrar un poco, me fui trotando poco a poco hasta que vi que al otro lado de la calle había una tienda mágica o eso parecía, asi que si pude terminar en este cuerpo era posible que existiera la magia, entre y vi a un chico encargado, empezamos a hablar.
-Ahh, eres tu otra vez Laura, si quieres devoluciones no te devolveré nada jeje.
Al oír eso solo se me vino a la mente que él le dio lo que se suponía que cambio nuestros cuerpos. Asi que cerré la puerta de la tienda y le pregunté:
¿tienes otra de esas?
-No Laurita, no tengo por ahora, la que te vendí era la única que he tenido en años.
- Sabes que no soy Laura cierto!!!
-A que te refieres?
Entonces lo intente agarrar y darle puñetazos, pero el sin hacer tanta fuerza me detuvo el brazo, olvide que tenía menos fuerza que la que tenía antes. Entonces el aprovecho a apretar mi culo y mis tetas, aproveche a darle una patada en los testículos y el quedo adolorido.
-Ya entendí, si funciono ese collar que te di, al parecer no eres Laura y quieres recuperar tu cuerpo, pero no puedo ayudarte en eso, pero te puedo ayudar en algo, adiós puta.
Soltó un perdigón de humo y desapareció, pero dejo una píldora con una nota que decía lo siguiente:
“Laura o quien quiera que seas, aquí te dejo una píldora, misma que te servirá para evitar perder tus memorias de tu vida pasada jajaja, con esto recuperaras todo lo de tu vida, por supuesto que tu cuerpo no jajaja, recuerda que si no consigues otro cuerpo en un mes, este será tu cuerpo para siempre jajajaj”
Después de leer la nota, me tome inmediatamente la pildora, lo cual no tenia que hacer en ese momento, pues prácticamente era una droga intente tomar un taxi porque no podía caminar tenia de acompañante a un chico, durante el viaje el se dio cuenta que estaba drogada asi que empezó a besarme y yo le respondia, le acaricie su miembro y asi estuvimos un gran rato hasta que llegue y fui directo a la cama, dos horas después, ya cerca de la 1 de la tarde me di cuenta de lo que paso ,vomite al recordar eso, sentí un asco total. Al menos recordé mis conocimientos de nuevo, lo que significaba que el chico de la tienda era un mago o algo asi, primera vez que sonreía en el dia. Al levantarme tome un teléfono publico y pedi una pizza a domicilio y eso fue lo que comi. Despues de comer fui al parque y vi un partido en el que jugaban chicas, asi que aproveche para ejercitarme, al acercarme hable con una chica llamada Helen.
-Miren es Laura, la mas puta de la ciudad. A ver… ¿Qué quieres?
-Dejame jugar, que ando ganas.
-Jajajaja al parecer no jugo bien en la cama con el moreno jajajajaja.
Me molesto eso, pero igual quería jugar.
-Vamos solo déjame jugar.
Alexis texas es Laura
-Esta bien chicas, ¿quien se lleva a la puta?
Respondio una chica llamada Hanna. Que al parecer va al gimnasio por el cuerpo que tiene.
Jen Selter es Hanna                                                     
-Yo, tal vez juegue jajaja.
-Esta bien Laura, te vaz con ellas.
Empezamos a jugar, al parecer empeze a jugar bien, jugamos una media hora, mi equipo fue el que gano. Al parecer tenia algo de resistencia este cuerpo, comparado al de las demás que ya estaban quemadas. Entonces Helen dijo:
-A ver démosle un aplauso a la puta, jugo bien
-Gracias a todas Jejeje.
Al parecer jugué bien, y estaba exhausta llegue a casa y fui a ver tele.
Mientras tanto Roberto Carlo:
Despues de llegar a la ciudad tuve que esperar unos días para que llegaran mis padres, pero la prioridad era conocer el circulo social del chico asi que empeze a chatear con mi novia, al parecer todo iba bien, no sospechaba nada, aproveche a decirle que no contestara ningun mensaje de otra ciudad y que le ajustara la privacidad a su cuenta, y eso es lo que hizo, luego fui a ver a sus amigos, solo fuimos a comer, pedi ensalada, y ellos me preguntaro:
-¿Por qué pedistes eso?
-Ah es que solo eso comia en la ciudad en la que vacaciones, la costumbre amigos jaja.
-Ah esta bien, te mirábamos bien extraño.
-Para nada jajajja.
Eso fue lo único raro de lo que podían sospechar en el restaurante, afortunadamente no pasó nada malo. Estaba feliz, lo único que me hacía falta era el sexo, como mujer me había vuelto adicta al sexo, a decir verdad, sentía algo de atracción por los chicos, pero tenía que resistirme y demostrar que me gustaban las chicas. En la cena aproveche a llenar mi estómago, algo que como mujer nunca podía hacer, prácticamente estaba en un paraíso inolvidable de eterna felicidad. Al menos espero que el chico en mi cuerpo no la esté pasando mal, o que consiga algo de diversión, ya que no podrá volver a conseguir un collar de esos. Recordé que el chico tenía una consola de videojuegos asi que me puse a jugar, para ver cómo era eso y no perder habilidades.
·         Ya donde estaba Laura:
Ver tele era la única distracción que tenía, ya que no tenía ni celular, ni consola, ni internet. No miraba televisión por cable desde hacía meses:
En eso llego Lucy y sentí frustración inmediata.
-Laura, si quieres probar algo nuevo, hoy lo tendras.
De inmediato cerro la puerta y quede con incertidumbre, en eso llego una chica, recordé su rostro y era Hanna.
-Ey puta, no puedo evitar decirlo, pero me enamore de ti.
En eso ella se abalanzo sobre mi a la cama
Yo empeze con un  movimiento de caderas y me sorprendi al ver cómo  Hanna abría las piernas dejando que se acomodara mejor entre ellas. Sus manos comenzaron a desabrochar los botones de la camisa de Hanna de forma atropellada, ansiosa. Necesitaba sentir cómo era el tacto de su piel y cómo se sentía tocarla. Sus yemas por fin acariciaron la zona que no estaba cubierta por el top crudo que llevaba y se recrearon en ella. No tardó mucho en introducir los dedos bajo la tela y acariciar sus pezones rosados, que estaban del todo erectos.
Esta vez fui yo quien agarrro con fuerza los glúteos de la chica y gimió en su oído ―lo más bajito que le fue posible― al sentir aquellas atenciones en sus pechos. Hanna con un instinto casi animal, levantó mi short y presionó sus dedos contra mi intimidad, arrancándome un nuevo grito gutural que quedó acallado por un beso desesperado.
A medida que pasaba el tiempo a Hanna le resultaba más complicado resistirse. En aquel momento solo podía pensar en cómo complacer a su novia o cliente, sin importar dónde estaban y a pesar de que sus manos eran inexpertas y sus movimientos torpes. Era la primera vez que llegaban tan lejos y no tenía del todo claro cuál era el reglamento en estas circunstancias. Por ello, se dejó guiar por su cuerpo y por el mio, que se contoneaba sobre la hierba con cada nueva caricia.
Rompi el beso con desgana tan solo para mirar los ojos de la joven y encontrar en ellos la respuesta que buscaba: un “adelante, Laura”. En otras circunstancias le hubiera pedido que lo verbalizara, pero estaba tan excitada por la situación que se conformó con aquella mirada oscurecida y alentadora.
Comenze a besar su cuello, bajando por él hasta terminar en su pecho. Mis dedos ―temblorosos por los nervios, la inseguridad y la excitación―, apartaron sin miramientos la tela de las bragas de Hanna, sumergiéndose en aquella zona que deseaba tocar y satisfacer en concreto. Mordi uno de sus pechos al notar la humedad de mi novia o cliente y, por un momento, senti aquel nuevo sonido a caballo entre un gemido y un gruñido. Hanna quería más, y yo estaba dispuesta a dárselo.
―¿Te gusta? ―pregunte cerca de su oído.
Hanna asintió un par de veces, no podría haber hecho otra cosa. Era demasiado tímida como para juntar dos letras y decir «¡sí!» con toda seguridad. Pero a mi no me importó. Un viento suave empezó a soplar, y entonces encontre el punto exacto donde los gemidos eran más altos y más largos y se quedó justo ahí. Inició una serie de movimientos circulares, alternándolos con leves toquecitos con las yemas de sus dedos. Subió un momento porque creía haber olvidado el sabor de sus labios y suspiró contra ellos cuando notó cómo la rubia correspondía el beso con impaciencia.
Las manos mias viajaban sin rumbo fijo por el cuerpo de mi compañera, hasta que llegaron a su sexo, que también pedía a gritos algo de atención. Entonces,  coloque la palma de su mano sobre él de forma imprevista, haciendo presión, lo cual sobresaltó a una Hanna que, con poco cuidado, introdujo uno de sus dedos dentro de Laura. Tuvo que censurar sus gemidos con un beso intenso donde se exploraron con ferocidad.
Yo me movia en el interior de la joven de forma caótica y desorganizada, sin ritmo alguno. Pero cada vez lo hacía más rápido y más profundo. Por cómo respondía a aquellas embestidas el cuerpo de Hana parecía que estaba disfrutándolo mucho, aunque ella también se deleitaba con aquella imagen: su chica extasiada sobre la cama. Nunca le había dado placer a nadie y ahora no dejaba de preguntarse cómo podía haber vivido tanto tiempo sin ello. El rostro extasiado de la rubia fue decisivo a la hora de incorporar un segundo dedo, que se habituó rápido a los movimientos del primero y los imitó.
Entonces, la espalda de mi compañera se arqueó por completo y un gemido largo puso punto y aparte a aquel instante. Entonces sentí cómo los interiores de mi cliente abrazaban sus dedos y se contraía. Bombeaba. ¿Latía? Sí. Busque sus labios porque me moría por saber cómo sería el orgasmo en un beso. Lo descubrí al encontrar su lengua: era esperado, salvaje, extático.
Luego de eso quedamos exhaustas las dos dormidas, quedamos en la cama haciendo un 69, para nosotras dos fue la mejor noche que hemos tenido, asi termino el segundo dia.
Ya el dia siguiente nos despertamos a la misma hora, asi que nos duchamos juntas, yo la enjabonaba a ella, y ella a mi. Finalmente estábamos cambiadas y ella me dijo:
-Ahora tu eres mi puta favorita, desde que te vi me enamore, pero que esto quede en silencio si, sesupone que tengo novio, pero igual ten estos 15000 pesos, te iba a dar 3000, pero me distes mas de lo que esperaba, adiós.
-Adios
Ya habia conseguido el dinero, pero ocupaba un celular nuevo, recordé que el  celular que tenia era barato, pero como tenia dinero podría comprarme uno del año, y cuando tuviera mi cuerpo otorgármelo a mi mismo. Asi que me  fui a la tienda y hable con el encargado.
-Que se le ofrece joven y hermosa dama.
-Solo deme un Samsung Galaxy S8.
Y le di el dinero cabal que eran unos 15600 pesos y me fui con el nuevo celular, le compre un protector de pantalla y me fui feliz, primera vez que tenia un celular nuevo, pero no debía de acostumbrarme a esta vida, pronto tendría que volver a mi cuerpo.
El dia termino con Hanna llegando a mi cuarto, no hubo sexo, aun estábamos exhaustas, solo dormimos juntas.
Bueno esto ha sido la historia del dia de hoy, me gustaría saber que les gustaría que pasara asi que porfavor comenten, tambien dejen sugerencias de cambios o historias que les gustaria que pasaran.

sábado, 20 de mayo de 2017

Laura: Cuando me lo quito todo Parte II

Bueno aquí les dejo el nuevo capítulo, aquí hice una referencia a un personaje de la historia Andy y Sandy, olvidé pedirle permiso a Elizabeth Thor, asi que lo hago con el permiso de el/ella espero que les guste y comenten.

Ya tenía la ropa puesta, ahora tenía que pensar que hacer, me sentía extremadamente incomodo con esta ropa, pero no tenía elección, y agregar a esto que soy una milf, y perdido más de 10 años de mi vida, asi que abrí la puerta del cuarto y lo primero que vi fue una muy rara mujer, totalmente tatuada. Su nombre era Magma, me empezó a hablar.
-Ey Laura, que buena estas hoy, pero no te he contado algo, yo soy intercambiado, antes era un hombre y me coste con este cuerpo que tengo, lo he estado buscando aquí pero no hay ninguna pista de él o ella.
- ¿Espera, estás diciendo que tú eras un hombre??, yo también lo fui, no sé cómo salir de esta
-Si yo lo era y termine en este maldito cuerpo.
-Y me puedes ayudar?
-Lo siento, tengo que ir a buscar mi cuerpo, o al menos un buen cuerpo masculino para quedármelo y llenarlo de tatuajes
-No, ¡por favor!
-Adiós te dije, vete a buscar tu cuerpo, yo también tengo un problema.
Sara X Mills es Magma
Ella se fue, pero antes de irse me beso y me manoseo por todos lados
Entonces otra vez estaba en problemas, al menos me di cuenta que había otra prostituta resentida, pero eso no me servía de nada. Asi que Salí a buscar algo de comer, pero tenía que aprovechar mi dinero, ya que lo último que quería era tener que usar mi cuerpo, Salí caminando dificultosamente por los grandes tacones que andaba, todos los hombres me quedaban viendo y se sentía muy incómodo, asi que apresure el paso, hasta que finalmente llegue al restaurante, pedi la misma comida de siempre, unos tacos con todos los complementos, pedi cinco, empeze a comer con toda el hambre del mundo, parecía que este cuerpo no había comido esto en semanas, ya por el tercer taco ya estaba lleno. Asi que sobraron dos tacos, me los lleve. Luego fui a una tienda de ropa para comprar ropa menos provocativa. Intente buscar ropa, busque un jean sencillo, no pude encontrarlo, lo único que encontré fue un legin súper apretado, pero al menos era más cómodo que lo que andaba puesto antes, finalmente lo pague y Salí con mi compra ya puesta.
Alexis Texas es Laura
Mientras tanto al otro lado
Bueno, yo cuando desperté después de esa larga y caliente noche, procuré hacer silencio y evitar que el chico despertara. Primero que todo busque el collar que me habían dado, según lo que me habían dicho primero tenía que desnudarnos a los dos completamente, lo cual ya lo estábamos prácticamente, una vez lo había hecho, empecé a apuntar el collar hacia él, y esperar 1 hora para que se trasladaran las almas completamente, no estaba segura de que funcionara, pero Magma me dijo que funcionaba, que ella iba a conseguir otro cuerpo, había invertido todo mi dinero en esta especia de amuleto, si no funcionaba no tendría idea de qué hacer con mi vida, ya iban 30 minutos, a duras penas asi que recordé que debía saber cuál sería mi vida, tome el celular del chico y vi que ahora me llamaría Roberto Carlo y tendría 17 años, volvería a ser joven!!. También parece que tiene una novia llamada Sharon y un par de amigos, yo he estudiado el comportamiento masculino por años, asi que se un poco lo que tendré que hacer como el, por suerte me di cuenta que él se iba el dia siguiente y que ningún familiar estaría en esta ciudad por varios días, por lo que el quedaría varado, y vi que tenía unos padres que estaban de vacaciones pero que ya llegarían, al parecer es un plan perfecto, finalmente paso la hora y me caí, luego pasaron 10 minutos y me desperté, finalmente vi que tenía el cuerpo de él, sentía fluir la juventud en mí, primero que todo fui al baño, aproveche a masturbarme para saber qué tan placentero era, luego de unos minutos lo logre, pero me di cuenta que los hombres no sienten tanto placer como las mujeres, pero eso ya no me importaba, lo que importaba era la vida nueva que tendría a partir de hoy.  Fui a orinar pie, fue placentero no tener que sentarse, luego  me fui a bañar sin hacer mucho ruido, luego me cambie, por ultimo fui algo considerada, me iba a llevar todo el dinero, pero le deje algo, una pequeña parte, y le deje una ropa bien provocativa para que la usara el dia siguiente, para no dejarla desnuda le tuve que poner la ropa, sentí algo de excitación al hacer esto, pero me concentre más, finalmente antes de irme escribí unas cuantas cartas, y le di un beso a los labios, lo que marcaría un nuevo comienzo. Ah, y olvide decirles que con este collar de intercambio, los recuerdos quedan vigentes, pero lo que no queda tan vigente es toda la educación que has tenido, tal vez un 30%, y se complementa con la educación del otro cuerpo, asi que ahora me sentía bien inteligente, sentía las matemáticas y todas las clases fluir en mi de forma natural, le deje una carta escondida para que ella la encontrara y se diera cuenta de que ahora se parecería más a mí. Afortunadamente tampoco tenía ningún familiar aquí para que me delataran.
Finalmente Salí de ese cuarto, me fui caminando y tomé el bus que iba a la ciudad de él, bueno de mí. Antes de subir le deje un mensaje al tío despidiéndome. No le deje ninguna forma de comunicarse a Laura conmigo, ni con nadie, me lleve el teléfono que yo usaba antes y se lo regale a un indigente. Asi que estaba totalmente asegurado mi plan.

Ian Somerhalder es Roberto Carlo
Ya en el otro lado (donde Laura):
Me puse a revisar mi bolso (si, no tenía cartera asi que tuve que usar el maldito bolso que ella tenía), me puse a revisar cuánto dinero tenia, no tenía ya mucho, no sabía porque asi que saque la factura, decía que yo había gastado 500 pesos en este jean, pero me cobraron 2000 pesos, me regrese corriendo a reclamar, pero me sacaron a fuerza de la tienda, no entendía porque pasaba eso si yo siempre supe de matemáticas, y más si era algo básico. Asi que me fui decepcionado al prostíbulo, que es donde tenía el cuarto, al llegar al cuarto me tire a la cama, luego vi que sobresalía un papel asi que lo tome:
“Olvide decirte que con este collar de intercambio, los recuerdos quedan vigentes, pero lo que no queda tan vigente es toda la educación que has tenido, tal vez un 30%, y se complementa con la educación del otro cuerpo jijiji yo no termine secundaria, asi que más vale que te pongas vivo jijiji, ah y recuerda algo, tu cuerpo no tolera mucha comida o engordaras, será mejor que te pongas a dieta o ya no conseguirás dinero, pero mira el lado bueno, desde que te vi a los ojos te mire muy guapo, creo que eres el único cliente con el que he conseguido el placer que he estado esperando por años, gracias jijij”.
Lo primero que hice fue arrugar esa carta y tirarla a la basura, y es verdad, me sentía como en primer año de secundaria, en antes recordaba lo básico. Tenía que concentrarme más o perdería más dinero. Ya tocaba almorzar, asi que tomé los dos tacos que quedaban, los calenté en una estufa pequeña, era la única comida que tenía.
Luego de comer dormí un rato. Me sentía un poco gorda, y ya entendía por qué.
Ya eran casi las 7 de la noche, no sentía hambre ya, al parecer no comería al menos hasta el dia siguiente. Asi que me quité toda la ropa y no tenía nada que hacer asi que empecé a explorar mi cuerpo, primero tocando suavemente mi culo, luego mis senos apretándolos a la medida, estaba en la gloria, luego empecé a tocar mi vgina, poco apoco hasta que al final metí mis dedos allí, fue placentero como el dia anterior, estaba gimiendo a gritos de placer. Sonó la puerta asi que solo me puse la tanga olvidando que las mujeres también usan bra. Entonces abrí la puerta, al abrir la puerta vi una mujer más baja que yo, pero muy linda. Ella no media mas de 1.60 y es mas delgada que yo.
Dillion Harper es Lucy
Vi en su camiseta su nombre: Lucy
-Hola L… Lucy, ¿que ocupas?
-Tu bien sabes, hay un cliente esperando, me pagaran a ti y a mi muy bien
-Ehh, no tengo deseos ahora de nada si, mejor mañana.
-Pues yo no veo eso, parece que te estabas masturbando querida Laura. Jijij, ya lo llamo
-No, no quiero hoy.
-Es hoy si o si, si no dormirás en la calle.
-Hay rayos, maldita sea, esta bien.
Entonces ella me dio un beso en los labios, sentí como se me humedecía abajo, en vez de sentir una erección. Pero estaba fastidiada por el hecho de que ese hombre vendría y tendría que ser una prostituta, quedaría traumada, asi que solo lo hare una vez, después ya no tendre volver a hacerlo porque ya estare en mi cuerpo, o eso espero.
Entro un hombre por la puerta
-Hola nena, ¿Cómo estás?
El hombre era gordo, parecía que no tenía vida social
-pues como crees que estaré, soy una prostituta maldita sea.
Entonces él se enojó y dijo:
-Sabes que, mereces un buen castigo, ya pagué mucho por estar aquí.
Entonces intente salir de la habitación, pero me agarro del pie, me quito la tanga de un solo, luego me empezó a besar, intentaba alejarme del pero era imposible, tenía más fuerza que la que este cuerpo tan frágil tenia, luego el me empezó a dar nalgueadas, me empezaban a doler, yo le dije:
- ¡Por favor, para!!
- ¡No!, tú te lo ganaste
Entonces empecé a llorar, no merecía esto, el me empezó a penetrar, sentía placer, pero no quería eso, me estaban violando, pasaron 10 minutos hasta que él se fue. Ese fue el peor dia de mi vida, no era ni de mi vida, ese dia había perdido más, estaba decidido que buscaría la forma de recuperar mi cuerpo, no era mi culpa que ella tuviera que ser prostituta. Afortunadamente no me toco dormir con ese asqueroso hombre, él se fue. Llego Lucy y dijo:
-Ey Laura, que diablos te pasa, porque lo trataste mal, es un negocio, no vuelvas a hacer eso!
-Pero…
-Sin peros Laura, pero almenos aquí tienes tu paga, 4000 pesos
Asi que finalmente termino este infierno, el boleto del bus vale 14000 pesos porque solo hay ruta de clase alta y son cientos de que kilómetros sumada a la escasez de gasolina que ha habido en estos días Me fui a bañar de nuevo, estaba asqueada del esperma que había dejado ese hombre, al menos uso condón. Asi que finalmente me acosté en la cama, tenía que comprarme un celular el dia siguiente, me puse a revisar más el cuarto por si encontraba algo, lo único que encontré fue un carnet del banco, pero ya habían cerrado, el dia siguiente iría para ver si tenía algo de dinero. Encendí el televisor y encontré un partido de futbol, asi que me puse a verlo hasta que quede dormida, el dia siguiente tendré que hacer más cosas para recuperar lo que Laura me quito.








domingo, 30 de abril de 2017

Laura: Cuando me lo quito todo Parte I

Yo soy Roberto Carlo, un chico de 17 años, mido 1.78 metros y soy delgado y de una economía estable mis padres trabajan, mi madre pasa más en casa que mi padre. En este capítulo les contare todo lo que ha sucedido.
Era el 29 de abril, estoy en uno de los mejores colegios de la región y tengo notas promedias. Se puede decir que tengo varios amigos, esta Sharon (que les contare que sucedió con ella), esta Victor y Beto. Sharon para mí es un ejemplo de Adonis en la ciudad, mide 1.64 es de piel blanca y cabello café, su economía es estable al igual que la mía, es delgada. Victor mide 1.80 es un poco más musculoso que yo, siempre voy a su casa a jugar videojuegos con Beto, pues Victor tiene mayor cantidad de Dinero que nosotros, él es humilde a pesar de su dinero. Beto mide 1.70 metros es de piel morena y no tan musculoso como yo, no tiene tanta prosperidad económica como nosotros pero igual tiene lo necesario que es lo que importa. Este dia fue uno de los mejores de mi vida, a mí me llevaba años gustando Sharon secretamente he intentado expresarle mis sentimientos, pero siempre fallo. Afortunadamente este dia fue diferente a lo normal. No vinieron varias personas porque era viernes y muchos aprovecharon a faltar para tener un fin de semana largo ya que hasta el martes volvíamos ya que había feriado, solo vino Victor y Sharon, Beto se fue a la Playa, de 35 que había en el aula solo vinieron 10. Solo faltaban unos minutos para el Recreo y Victor me guiño el ojo haciéndome saber que hablaríamos en la cafetería y yo le dije que si, sonó el timbre y fuimos. Ya en la cafetería empezamos a hablar.
-Ey Carlo, te miro muy raro hoy
-Sii, no es nada de qué preocuparte.
-Mira amigo yo sé que a ti te gusta Sharon y que has pensado en ella todo el dia.
-Jejeje pues digamos que sí.
- Pues debes de hablar con ella, nose podrías invitarla a salir en la tarde.
-Muy buena idea amigo, gracias la tomare en cuenta.
Hablamos de otros temas y bromeamos como siempre hasta que sonó el timbre, las clases transcurrieron estresantes para mí, pues no sabía que decirle a Sharon. Finalmente, solo faltaban 2 minutos y ya no estábamos haciendo nada así que agarre el valor y le fui a hablar.
-Hola Sharon
-Hola Carlo, ¿Cómo has estado?
-Pues muy bien. Mira quiero hablarte de algo
-De que
-Pues mira, hace tiempo que me he fijado en ti, eres una gran amiga, ¿te gustaría ir a tomar un café hoy?
-Mmm, si iré te parece bien a las 3:30?
-Sí, perfecto yo invito.
-Está bien, nos vemos.
Salimos a la 1:30 desde las 2 ya estaba listo. Ese tiempo de espera fue agobiante. Me puse a ver un capítulo de una serie para matar tiempo. Ya eran las 2:45 y termine, aproveche a irme temprano y llegue a las 3pm. Allí estuve esperando la media hora hasta que finalmente ella llego. Ya tenía el café servido en mesa para no perder tiempo. Se miraba hermosa. Empezamos a hablar
-Hola Sharon
-Hola Carlo, ¿ya tienes el café?
-Si, en la mesa esta.
-Ay que rápido lo tuviste
-Si Sharon, gracias por venir, quería decirte algo muy importante.
-Te escucho.
-Siempre he estado enamorado de ti, te amo desde lo más profundo de mi corazón… ¿aceptarías salir conmigo?
-Carlo yo siempre te he querido Carlo, he querido de hablar de esto en estos días, pero no he tenido el espacio. Yo también he estado enamorada de ti. Así que acepto.
Esa fue la primera tarde feliz de mi vida aproveche a invitarla al cine y a cenar fue un dia muy lindo, nuestra relación iba en ascenso ya a la semana tuvimos nuestro primer beso. Olvide decirles que Beto regreso y junto con Victor me felicitaron por mi hazaña debo decirles que Sharon solo hablaba conmigo, no hablaba ni con Beto ni con Victor por lo que afortunadamente no afectaría en serio la amistad que teníamos llegamos a junio y llevábamos dos meses juntos, parecía imposible que termináramos. Ambos nos ayudábamos en las tareas, trabajos de clase y exposiciones se puede decir que somos la pareja perfecta con la que todos los estudiantes anhelaban tener algún dia en su vida. Con esto me sentía realizado yo en mi vida. Desafortunadamente ya venían las vacaciones de verano. Todos se alegraban porque las clases terminaban y no tendrían nada que hacer en estos días. Yo también compartía esta felicidad, pero me sentía triste porque no podría ver a Sharon por mucho tiempo, ya que yo me iría todas las vacaciones con unos tíos míos a otra ciudad. Mientras que mis padres se tomarían unas merecidas vacaciones en Europa, afortunadamente me compraron más juegos para mi consola para no pasar tan aburrido. Ellos me dijeron que esos tíos eran muy hospitalarios y aunque siempre trabajaran estarían en la noche hablando conmigo si yo quería. Yo les dije que los extrañaría mucho. Y nos despedimos.
Antes de irme me fui a despedir de Sharon. Luego de eso fui al bus que me llevaría donde estarían ellos. El viaje fue de ocho horas, muy cansado llegue a casa, pero tome fotos importantes en el camino. Solo salude a mi Tío Emanuel.
-Hola, es un gusto conocerlo Tío.
-Igual Carlo, hace mucho que no te veía, lo más probable es que no me reconozcas, pero no te preocupes si es así, es normal, no recordaras algo de hace 13 años.
-Pues y su hijo y su esposa ¿dónde están?
-Pues mira, agarra confianza conmigo, trátame como quieras. Mira ellos salieron en un vuelo hacia Nueva York, yo no fui porque ya he ido muchas veces en el trabajo y ya estoy harto de ir a esa ciudad cada mes. Lástima que se fue tu Primo Alejandro con el ya estarías jugando.
-Si tío, pero sé que con vos la pasare bien al menos.
-Sí, tu habitación está arriba, será la de tu primo, dejo varios juegos de consola si tú quieres jugar solo tómalos juegos.
-Dale tío ya estoy cansado, mañana hablamos, buenas noches.
-Dale Carlo, descansa que la pasaremos bien.
Ya al subir lo primero que hice fue hablarle a Sharon para decirle que estaba bien. Fue una conversación breve.
Ya al dia siguiente repuse fuerzas, fui con mi tío a conocer la ciudad. Era más segura que mi ciudad ya que podías caminar tranquilamente en la noche sin que te pasara ningún riesgo, no parecía que hubiera pobreza, la gente es trabajadora. En las siguientes semanas me las pasé terminando videojuegos y afortunadamente descubrí un campo de futbol así que iba todas las noches sin falta a jugar. Me di cuenta que la gente era muy amigable en esa ciudad. Aunque me gustara mucho la ciudad, tenía que volver a mi ciudad. Pues allí tengo a mis amigos, mi familia y a mi novia. Ya era mi último dia en esa ciudad ya casi era agosto tomé las fotos que quise y compré muchas cosas. El dia siguiente solo era de viaje. Empece a hablar con mi tío.
-Tío hoy es mi último dia, te extrañare.
-Yo igual Carlo, yo me iré mañana también a Nueva York. Estaré dos días con mi esposa y mi hijo. Ellos estarán una semana mas antes de entrar a clases entonces aprovechare a estar con ellos aunque trabajando.
-Pues diles que les mando saludos.
-Sí, eso hare. A y respeto a lo que haremos hoy. Hoy harás algo que me imagino que siempre has querido. Conocerás la vida nocturna de la ciudad.
-Wow tío, gracias siempre quise hacerlo.
-Pues hoy es tu dia de suerte. A las 9 de la noche saldremos.
-Genial allí estaré.
Ya llego la hora, salimos en el auto y entramos a un bar, yo no bebía, pero como era el último dia acepte. Pasaron las horas y me embriague más. Eran ya las 11 y hable con mi tío.
-Ey tío hay algo más que tenga que ver.
-No has visto nada aun Carlo.
Me llevo a una zona oscura y al parecer era un prostíbulo, a decir verdad, no hubiera entrado si no hubiéramos estado borrachos, pero acepte entrar por curiosidad.
-Mira Carlo tienes suerte hoy está la más caliente de la ciudad y por ser tú, yo pago todo, no te preocupes no tiene SIDA ni ninguna enfermedad, lo harás sin condones
-Dale tío hoy estoy listo. ¿Y quién es ella?
-Le dicen la rusa, en la cama le dicen la diabla porque hace de todo lo que quieras. Aprovecha, te daré un pasaje para que llegues a mi casa antes de las 6 de la mañana. Tú has lo que quieras, ya todo está pagado.
-Gracias tío.
La ebriedad evito controlarme, entramos en el cuarto y me empezó a hablar.
-Hola guapo, que quieres?
-Pues empecemos con sexo Oral nena.
Empezamos con sexo oral por 15 minutos. Y luego empezamos con sexo normal. Fue lo más placentero de mi vida. Estuvimos por una hora así ya a las doce quedamos dormidos. Cuando desperté eran las 7 de la mañana. Me di cuenta que me desperté tarde, pero había algo raro. Estaba solo ya, ella ya se había ido, se supone que es alreves. También empeze a notar que tenía el cabello largo, y rubio me asusté mucho. Luego vi que te tenía que tenía senos. Esto no podía estar pasando. Y me lleve los dedos a ver si estaba mi miembro aun pegue un susto cuando me di cuenta que no estaba. Vi una hoja de papel que decía lo siguiente:
“Querido Carlo, o mejor dicho Laura que es tu nuevo nombre jijiji. Lamento que hayas sido la victima de esto, pero te explicare por qué. Mira yo me he dado cuenta que los hombres han tenido mejores oportunidades que yo. Tambien he querido iniciar de cero mi vida aunque sea de otro sexo. Mira he tenido que prostituirme, pero no te preocupes por la gente que te importa, toda la noche estuve revisando tu teléfono, asi que no te preocupes por Sharon, Beto, Victor, tu tío y tus padres, ya sabré como responderles. Ahora tienes 31 años y mides 1.73, por el dinero no te preocupes, el dinero que me dejo tu tío te lo deje a ti, almenos una pequeña parte para que conozcas la ciudad y sobrevivas unos días, pero para sobrevivir más tendrás que trabajar como prostituta, jijiji. Pásala bien sé que te gustara”.
Me enoje mucho al leer eso, intente pararme, pero tenía los tacones puestos y me caí. Estaba en calzones y con una camisa y con tacones.


Alexis Texas es Laura

Tenía ganas de ir al baño y fui. Me costó porque no sabía cómo quitarme los tacones aún. Me bajé el ciper de pie, pero no hice más que mojar mis piernas. Hasta ese momento recordé que ellas se sientan asi que tuve que hacerlo. Y tuve que limpiarme con papel porque estaba goteando. Luego me levante y fui gateando porque no podía caminar con esos tacones me sente en la cama y no entiendo cómo me los logre quitar. Luego me vi enfrente del espejo y le di un golpe al espejo de la ira que tenía con ella. No podría recuperar mi cuerpo tan fácilmente, fue un golpe bajo para mí. Mi mano me dolió mucho, no tenía la fuerza que tenía antes. A pesar de todo eso, siempre he tenido curiosidad asi que me empeze a tocar las nalgas, y fue muy raro, luego los senos me los apreté y me dolió un poco pero igual me gusto. Por ultimo me toqué mi nueva vgina y sentí algo muy placentero. Luego me fui a tirar a la cama y estuve manoseándome un gran rato. Al terminar. Me di cuenta que ella aun tenia parte de mi semen en su cuerpo asi que me tuve que ir a bañar. Me tarde un poco más que otras veces por su largo pelo que no sabía cómo lavarlo. Y porque tampoco sabía mucho de su aseo personal. Cuando Sali fui a buscar ropa y me encontré con otra nota.
“Espero que nadie te mire jijiji”.

Y luego me di cuenta de porque esa nota y es que lo único que tenía ella fue un jean corto y una camiseta blanca que dejaba mucho que ver. No tenía calzado, solo los tacones. Asi que a la fuerza me los puse. Ese dia me di cuenta que lo perdí todo. Pero no me rendiré y recuperare mi cuerpo quien sabe como.
Continuara…
Gracias por leer la historia y pido disculpas por el tiempo inactivo. Comenten y opinen. No tengo mucho tiempo asi que no se decirles cuando saldrá el siguiente capítulo.
¡Feliz dia del trabajador a todos ustedes!